Después de juntarnos en Zárate con el grupo que parte de Bs. As. y darle la
bienvenida a Hernán nuevo integrante, con gran futuro, partimos hacia Concordia para hacer noche y cenar entre amigos, analizando el desafío que
nos espera en Misiones, salimos bien temprano por la ruta 14 hacia el norte y en San José nos cruzamos con los chicos de Córdoba para compartir el almuerzo en Alem,llegando a El Soberbio por la tarde, entusiasmado por la
experiencia de llevar con la Toyota 1 atv en la caja y 2 atv en el trailer doble.
En la cena, recibimos instrucciones para el día siguiente, el cual lo iniciamos
con muy buen clima y partimos los 14 cuatri hacia el puesto de gendarmería
de Pepiri Miní, almorzando en el quincho con la vista imponente del río Uruguay.
Llegamos con la lluvia al Refugio Moconá,para instalarnos y después de un buen baño nos esperaba don Roldan padre, con dos lechones para la cena, compartimos truco, habanos y ginebra. Los días siguientes fueron con buen tiempo para conocer los Saltos del Moconá,navegar por el río Yaboti, recorrer el interior casi impenetrable de la Selva y terminar el día Domingo almorzando en la posada La Bonita, llevándonos una muy linda experiencia del Parque Provincial Moconá y mucha tierra colorada sobre los cuatriciclos,nadie puede negar que no estuvimos en Misiones.Muy buena elección de la hoja de ruta y por suerte muy buen clima.

Gracias a todos, por pasar tan lindos días juntos, suerte…….., y hasta la próxima.Rodolfo

PD: quien me va a pagar todas las llamadas que hicierón desde mi movíl,junto al guardaparque, o será, que tendré que seguir descontando al Sr Juan Carlos O.


Mi comentario sobre Yaboti 2004

En la tarde del 24/08, comenzó para mí la aventura, dado que no conocía a nadie del grupo, y por ende era todo nuevo excepto mi viejo TRX 200 `94. Pero muy buena fue la primera impresión, ya que el grupo Bs. As. se portó de maravillas desde el comienzo. Lo mismo sucedió cuando al día siguiente conocí al resto del grupo, que provenían de Córdoba. "El Soberbio", destino final en auto desde Bs. As., y comienzo de "la travesía", resultó quizás, como lo había imaginado, pequeño, pintoresco y con personajes parlantes del "guarrantino", (mezcla de guaraní y correntino), buena posada de parada con una vista muy envidiable.
La verdadera aventura comenzaría al día siguiente, cuando comenzamos a rodar los rojizos caminos, y nos mezclamos entre la selva, las cascadas, el acordeón y las canciones del cuidador del paraje del río Paraíso, los quesos cortados en la tabla de Rodolfo y el dulce de caña en la parada antes de gendarmería, para culminar la media jornada en un sabroso asado de don "Roldán" y el merecido descanso. Hermoso recorrido por la zona del parque Moconá, y del mismo modo el refugio que serviría de paraje mientras duró la estadía allí. Sorpresa para mí, fueron las salidas de remo, y la "extravagante" forma de llegar a ver los "Saltos del Moconá". Inigualable fue el recorrido por la selva, ya sea por el avistaje de cosas extrañas como nidos colgantes, lianas que convirtieron en tarzanes de ciudad a más de uno, picaduras de abejas inesperadas; el recorrido de fin de jornada, con los sonidos propios de una selva inexplorada, de especies solo molestadas por el pasar de aventureros y arriesgados cuatricicleros nocturnos, agraciados por la noche de luna llena y cielo abierto, después de dos jornadas de lluvia casi constante. Fin de estadía en la biosfera, tras cuatro jornadas de agradable compañía y ambiente, y regreso al paraje inicial, con un recorrido tan sorprendente como el de ida, con un regalo final para nuestros ojos como el salto "La Bonita"
Destacados de la travesía:
La cocina de "Don Roldán".
Los cigarros de Jorge Brodersen.
Los almohadonazos de Juan Carlos por mis ronquidos nocturnos.
El celular único de Rodolfo.
La extraña forma de hablar por teléfono de Juanito en "cuatro patas", (lástima no haber filmado ese momento, el más cómico de la travesía).
El guardaparque, hablando por celular, alerta del entorno.
Las familias en carruajes tirados por bueyes.
Las casas de los lugareños.
Agradecimientos:
A todo el grupo en general, que me hizo sentir desde el comienzo, como una más de ellos.
A Rodolfo, Marcos R y Juan Carlos R que me llevaron en la travesía nocturna, e hicieron posible que filmara tan incomparable y único momento.
A la compañía de Juanito Y Jorge B en el viaje de ida, que me pasaban música por handy.

Hernán Morandi


YABOTY ATV EXPLORER

Quería comentarte un poco la experiencia vivida en esta última travesía, que para mí fué unas de las mejores con relación a la convivencia entre todo el grupo y los lugares recorridos. Empezamos en un lugar muy pintorezco como el Soberbio donde cuando ibamos llegando nos reíamos por el tema de que donde podía haber un Hotel 5 Estrellas donde alojarnos (vistes que nosotros menos de eso no nos movemos, es una chanza¡¡¡¡¡¡), pero resultó cuando subimos a la cima nos encontramos con un lugar espectacular, con buenas habitaciones, con un lugar para comer muy bueno donde la primera noche nos agasajaron con un espectacular Dorado. Luego cuando salimos hacia el camping de los Saltos de Moconá, ver el recorrido entre la selva y las casas de madera donde salía la gente a ver semejante ruido de donde venía y los chicos saludando re-entusiasmados, fue muy linda experiencia. Otro de los lugares muy acojedor fué donde paramos, increible en medio de la selva con habitaciones para el grupo , baños con ducha caliente, aunque algunos usábamos el baño de mujeres (Los travestis del grupo¡¡¡¡), todo bién con las chicas que estaban parando en el lugar, pobres, las volvieron Locas con los gritos a la noche y que le ocupaban los baños.-
El tema de la comida en el lugar fué espectacular, porque uno cuenta que en el medio de la selva estaba comiendo Lechón y otro día Paella no lo pueden creer. Nos divertimos mucho con la travesía en kayak por el río una muy buena experiencia con la selva a los costados el agua cristalina, faltaba que nos tiraran con flechas de los costados como en la guerra de Vietnan, lo más cómico aparte de joder todo el camino fué que el guía (El machetero) nos iba a llebar a una cascada que se encontraba a unos 200 metros de la salida del río principal con la corriente en contra que nos costó un Huevo llegar hasta alli, entuciasmados bajamos nos resbalábamos en el barro para llegar y había un chorrito menos que una canilla que salía de las rocas, bueno nos matamos de risa porque les ibamos a decir a los que no fueron que era una cascada enorme para que llegaron con ganas.-
La otra parte fue la segunda travesía a los saltos que me ubiera gustado ir para descostillarme de risa de como se caían uno tras otro para llegar a los Saltos de Moconá, igualmente nos matamos de risa con la Tortuga come Huevo que Marcos me venía diciendo desde atras hasta que fuí el primero en caerme, un lugar espectacular.-
Otra de las cosas que quería comentar como destacado fué la convivencia de todo el grupo, que estuvo con muy buena onda y parece que de a poco nos vamos mezclando mucho más con los Cordobeses y los de Buenos Aires, veo un poco se notaba cuando nos sentábamos en grupos, eso no pasó estábamos mucho más unidos en todo, jodiendo, jugando a las cartas, ayudando en la travesía.-
Una de las experiencias más fuertes fué atravezar la selva con el Machete y la sierra haciedo el camino, con el cagazo de que apareciera algún bicho raro, que en realidad los bichos raros éramos nosotros para la selva¡¡¡¡¡¡ y la vuelta a la noche impresionante cuando apagamos todos los cuatris y el ruido espectacular que hay de los que habitan en ella.-
La vuelta fué muy linda y el lugar de la Estancia donde paramos a almorzar era brillante, la gente, la comida, ese salto tan imponente donde se respiraba una paz, donde uno se desenchufa de todo.-
Bueno espero que les guste mis comentarios, fue como siempre un gustazo estar con todo el grupo de ATV, pasarla de maravilla, para vos Marcos excelente la organización del evento hasta el mínimo detalle, te felicito, con el tema del costo lo vamos a estudiar, (NO ERA UNA JODA PARA TINELLI¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡), porque no vamos a terminar con los Mail de ida y vuelta.-, un fuerte abrazo para todos y nos vemos en la próxima.-
Saludos
Rull